Elogio de la lentitud (3)

 “Necesito que me dé un poco el aire”  es una expresión que utilizamos a menudo en España cuando una situación nos desborda.

2-dia-irene-en-madrid-0432-1024x7681
Tomamos el abrigo y salimos a la calle, nos cruzamos de brazos y caminamos sin rumbo. ¿Qué estamos buscando?  Un cambio de perspectiva. Técnicamente queremos salir del estado mental en el que estamos dominados por ondas cerebrales BETA  para encontrar un poco de respiro esperando encontrar un estado ALFA.

El cerebro es un prodigioso artilugio que emite ondas y a través de ellas se vuelca hacia el exterior o hacia el interior.

La ciudad y nuestras organizaciones implican una intensa atención que nos lleva a un continuo estado de vigilancia que hemos ampliado desde el entorno inmediato a otras esferas fuera de nuestro hábitat a través del ordenador, del internet, del twitter.  Vivimos en un permanente estado de alerta……, y nos olvidamos que el cerebro está diseñado para pocos momentos de alerta. Si exageramos, estamos ante la posibilidad de entrar en estrés que ya no es un estado BETA sino RAM, en donde el desgaste orgánico es enorme. Es difícil pasar de un estado RAM a uno THETA (previo al sueño) y por tanto al DELTA (sueño profundo), sin una adecuada transición.

Dormir no es más que tornar los sentidos desde fuera hacia dentro. Pero para ello no se puede hacer una transición de pirueta circense desde los 28 Hz (BETA o RAM) hasta los 5Hz o menos para dormir.

La música, es un inductor de ondas cerebrales. Así lo han comprendido las personas de marketing que nos inducen a quedarnos en grandes superficies a través de músicas más relajantes que las del ruido de la calle.

Camina hoy un rato más lento, sonríe, atraviesa un parque, mira detenidamente, escucha música que te acaricie el alma, hazte un espacio de silencio, respira hasta las clavículas, te mereces un poco de ondas THETA……y si puedes medita, tendrás un abanico más amplio de perspectivas.  No esperes a las vacaciones………incorpora un hábito que te pertenece.

LA ENERGIA SIGUE AL PENSIMIENTO Y EL PENSAMIENTO ES MOVIDO POR LA RESPIRACION

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *