Diagnósticos de desarrollo profesional

diagnósticos de desarrollo profesional

LA IMPORTANCIA DE  DIAGNÓSTICOS DE DESARROLLO PROFESIONAL

Los diagnósticos de desarrollo profesional potencian la inversión en talento y cultura corporativa. El tiempo se ha vuelto el recurso más limitado en las organizaciones. No pesa tanto el presupuesto que se destina a la formación y al coaching del talento, como la disponibilidad de tiempo y el costo de oportunidad; coste de oportunidad representado en “parar el negocio” en aras de destinar tiempo al desarrollo y formación de sus profesionales.

Cada vez es más desafiante para los departamentos de Talento y Recursos Humanos, maximizar el tiempo dedicado a las jornadas de formación.

Por este motivo contar con un buen diagnóstico de desarrollo profesional es clave para volver eficientes y eficaces las jornadas destinadas a este fin.

En mi experiencia, es importante contar con un bien Diagnóstico de Cultura a nivel organizativo y con Diagnósticos individuales que permitan plantear un buen plan de acción para cada profesional.

Un buen diagnóstico de desarrollo profesional debe cumplir con lo siguiente:

  • Generar en sí mismo un lenguaje similar para todas las partes: colaborador, jefe, Recursos Humanos y consultor o coach externo
  • Mostrar brechas de potencial para la organización o la persona
  • Ser objetivo, atenuando la parte subjetiva, como a veces sucede con los diagnósticos de clima o 360
  • Marcar claramente áreas de preferencia (personas/tarea, proactivo/reactivo, pensamiento/acción)
  • Permitir generar un plan de acción que se articule con la estrategia del negocio. Un elemento clave para el éxito es que las motivaciones personales y el talento puedan expresarse en el mismo sentido que los principios rectores de un negocio o de un sector económico
  • Establecer objetivos SMART. Todos como coaches nos hemos enfrentado con la dificultad de un cliente a la hora de establecer lo que desea
  • Finalmente, trabajar sobre fortalezas. Desde lo sistémico me es cada mes más claro que como personas nos vamos fusionando con el rol y nuestro potencial se puede difuminar sin que nosotros o la organización podamos disfrutar de nuestro talento específico y único

Un buen diagnóstico no solo genera ideas nuevas y contrasta lo conocido con el potencial en la sombra, sino que genera un mapa, debe ser visual para que nos imaginemos nuevos caminos y posibilidades.  Para los diagnósticos de desarrollo profesional me gusta el PDA (Personal Development Analysis) y para lo organizativo la experiencia de 18 me permite hablar que el CTT (Cultural Transformation Tools) genera un estupendo mapa para armonizar cultura corporativa y estrategia de negocio.

“Si no sabes dónde ir cualquier camino es bueno”

Lewis Carroll

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *