Cultura Corporativa

El término “cultura” ha sido utilizado como un saco en el cual almacenamos aquello que no podemos explicar en una organización. La cultura corporativa por ser tan intangible ha sido durante años dejada de lado por el mundo del management, siendo utilizada como un elemento que incluía todo lo que no se podía gestionar. Antes de mediados de los años 90 era poco lo que desde el mundo de la formación profesional y empresarial se ha hecho para intentar gestionar este intangible. Afortunadamente investigadores y empresarios innovadores han comenzado a tomarse en serio la cultura de su organización y su relación con la gestión del talento y de la estrategia.

cultura corporativa

La cultura suele desayunar estrategias

La dirección de empresas ha puesto demasiado énfasis en la planificación de objetivos de negocio (estrategias y presupuestos). De otro lado, la gestión de personas, a medida que se han ido transformando las áreas de RRHH hacia el talento, se ha focalizado en la formación de habilidades directivas. Ambas, dirección y RRHH no habían contado con suficientes herramientas para medir la cultura, un intangible que está en la boca de todos y en las manos de nadie al momento de gestionarla.

Si no podemos definir y medir una cultura y esta no se gestiona articulada con la estrategia y la gestión del talento, podemos afirmar que los esfuerzos dirigidos a lograr
el desarrollo de una estrategia serán devorados cotidianamente por la cultura.

¿Qué es cultura?

Es el ADN de una organización. Es la sumatoria en el tiempo de las creencias de los individuos que la componen respecto de ellos mismos, de los clientes y del entorno de la organización. Incluye el foco actual, el énfasis y la motivación de las personas. Igualmente la visión de futuro que los componentes de una organización comparten.

¿Qué podemos hacer para gestionar nuestra cultura corporativa?

Lo primero es medirla. Para ello la herramienta que he utilizado con mis colegas en estos 10 años ha sido CTT ® (Cultural Transformation Tools). Esta herramienta permite observar:

  • Las motivaciones de las personas
  • La percepción de la cultura actual
  • La percepción de la cultura deseable

A través de los hallazgos del Diagnóstico de Cultura Corporativa podemos:

  • Encontrar los inhibidores de cultura que no permiten alcanzar los objetivos de negocio. Por cada punto de entropía cultural una organización pierde un 2.5% de oportunidades de negocio.
  • Relacionar potencialidades no articuladas aún en el negocio, del talento de las personas, que llamamos encaje cultural.
  • Descifrar barreras al cambio dentro de la cadena de valor interna de una organización.
  • Diseñar la cultura meta que acelere el cambio e impacte positivamente en los objetivos trazados en la estrategia.
  • Realizar una más eficaz gestión del talento, atrayéndolo y cultivándolo.

CTT ha sido empleada para medir y gestionar cultura en más de 1.000 empresas de los países del G20. Permite a la dirección y a RRHH hacer de la cultura un elemento de gestión permanente y que permee cada nivel de la organización.

UNA ORGANIZACIÓN QUE ARTICULA TALENTO Y ESTRATEGIA A TRAVES DE LA CULTURA CORPORATIVA POTENCIA LAS MOTIVACIONES INTRINSECAS DE LAS PERSONAS CON RESULTADOS SOSTENIBLES DEL NEGOCIO

____________________________________________________________